Remedios caseros para las pulgas en casa

Remedios caseros para las pulgas

Remedios caseros para las pulgas

Remedios caseros para las pulgas

Cuando estamos jugando o peinando a nuestra mascota y notamos una pulga, estamos a tiempo de evitar que estas se reproduzcan. Existen diferentes métodos para eliminar estos pequeños invasores, desde productos tóxicos para grandes infestaciones hasta remedios caseros, los cuales son adecuados cuando nuestra mascota tiene sólo algunas pulgas.

Los remedios caseros para las pulgas nos ahorran dinero, ya que al usarlos no compraremos más collares anti-pulgas, ni pastillas, que con un mal uso podrían dañar la integridad de nuestra mascota.

Para que estos remedios caseros funcionen se necesita de tiempo, paciencia y constancia. No te desesperes si en un corto periodo de tiempo sigues viendo las pulgas.

A estos remedios caseros para las pulgas hay que sumarle una serie de hábitos que hay que adquirir:

Cepillar a la mascota regularmente, en el caso de los animales de pelo largo se les debe cepillar todos los días.

La higiene de la piel y pelo de nuestra mascota es un factor de importancia para la eliminación de las pulgas.

Aspirar la casa, tomando énfasis en los lugares poco iluminados y de mayor humedad, ya que son el medio ideal para los huevos de las pulgas. Al terminar de aspirar, es necesario vaciar el contenido de la bolsa en agua jabonosa para matar a las pulgas y a sus huevecillos.

Los mejores remedios caseros para las pulgas

Colonia de lavanda

Si cuentas con una colonia de lavanda, rocíala en el pelaje de tu mascota, en las paredes, en la cama o en lugar donde duerma o pase más tiempo el animal. Se ha comprobado que este olor no es nada agradable para las pulgas, por ende, abandonaran su hogar y dejarán tranquilo a tu mascota.

Infusiones

Las hojas de menta son también unos buenos repelente de pulgas. Para preparlo, hierve un litro de agua y agregále un manojo de menta, posteriormente cuela las hojas y humedece el pelo de tu mascota con un atomizador. También debes rociar el líquido en los lugares donde la mascota pasa más tiempo.

Los cítricos son buenos remedios caseros para ahuyentar pulgas. Pon a hervir un litro de agua y agrégale rodajas de limón o cascara de naranja. Posteriormente, déjalo reposar para que se enfríe. Una vez que esté frio, puedes usar un atomizador para rociar el líquido por toda la casa y sobre el pelo de la mascota. Aparte de ahuyentar las pulgas, este remedio le dará un aroma muy agradable a tu mascota.

Eucalipto

Puedes darle masajes a tu mascota con aceite de eucalipto, o puedes agregarle al agua con el que le bañas. Los masajes son más recomendables, ya que lo puedes hacer hasta dos veces por semana y tu mascota estará muy agradecida.

Ajos o levadura de cerveza

Agrega a la comida de tu mascota un diente de ajo finamente picado,  de igual manera puedes usar levadura de cerveza. Dado que las pulgas se alimentan de la sangre que ingieren con su picadura, se supone que al usar el ajo o la levadura de cerveza en la comida, este hace que tu mascota tenga “mal gusto” para estos pequeños chupa sangre.

Vinagre

Puedes usar vinagre de manzana o vinagre de vino blanco. Luego de bañar a tu perro con su champú de costumbre, antes de secarle, extiende una taza de vinagre por su pelo mojado, tratando de evitar que le llegue a los ojos y a la zona del hocico.

Deja que el vinagre actúe sobre tu perro por unos cinco minutos, de este modo matará el máximo posible de pulgas. Luego de ese tiempo, enjuaga al animal con agua. Finalmente, usa un peine metálico de púa fina para peinarle y sécalo como siempre.

Alcohol

El alcohol es un auxiliar para la asepsia, pero también nos puede servir para deshacernos de las indeseables pulgas. Para su preparación, mezcla 80 ml de alcohol, 15 ml de agua destilada, 15ml de té de árbol. Una vez hecha la mezcla, puedes usar un atomizador para rociar a tu mascota. En este caso, sólo lo debes realizar sobre la mascota no por todo el hogar. Fíjate que tu mascota no tenga alguna herida, ya que el alcohol le cusará ardor.

Trampas

Si lo tuyo no es la cocina y prefieres atrapar las pulgas, coloca un foco de poca luz a una altura de 30 cm del piso. Debajo del foco coloca un recipiente con agua y jabón. Por las noches las pulgas seguirán la luz del foco, y al querer saltar caerán en el recipiente.

[Total:5    Promedio:3/5]

Add Comment

Pin It on Pinterest

Shares